Anteproyecto de Reforma de la Ley de Servicios Profesionales

La Ley de Servicios Profesionales (LSP) tiene como objetivo establecer los principios, bases y directrices necesarios para asegurar el acceso libre a las actividades profesionales en España, además de regular el régimen jurídico de los colegios profesionales.

En RITSI se ha trabajado para defender el punto de vista de los estudiantes, futuros profesionales del sector, dentro de la reforma, en colaboración con otras entidades de relevancia en el sector como los Colegios Profesionales, la Conferencia de Decanos y Directores de Ingeniería Informática y varios grupos políticos.

El Anteproyecto de Reforma de la Ley de Servicios Profesionales propone una serie de cambios de gran relevancia en el ejercicio de una serie de actividades profesionales, y en el papel de las instituciones involucradas en el ámbito profesional, como son los Colegios.

La nueva Ley pretende fomentar la accesibilidad al ejercicio de una profesión, fomentando el mayor número posible de métodos de acreditación, estableciendo diferentes métodos de acceso, basados en la titulación, el nivel académico, la experiencia, etcétera. Esto fomenta la aparición de un mayor número de métodos de acreditación: a partir del título universitario, a través de certificación personal, mediante exámenes de acreditación y en función de los perfiles del servicio profesional a ocupar. En el caso de los titulados de la Unión Europea que deseen trabajar en España ejerciendo su título, podrán hacerlo de igual forma que en su país de origen.

Respecto a las profesiones tituladas, aquellas que para cuyo acceso se exija un título universitario, de Formación Profesional superior o un título que requiera la posesión de un título universitario o de FP para su obtención. La posesión del título sólo será necesaria cuando se se considere que sea el mejor método de garantía de la calidad para los consumidores y usuarios, debido a las particularidades de cada actividad profesional. Generalmente afectará a aquellas actividades que tengan efecto directo sobre la salud, la seguridad o en aquellas actividades que puedan causar daños graves e irreversibles.

Todas las profesiones reguladas que se encuentren amparadas bajo esta ley deberán estar disponibles al público y las administraciones públicas serán las encargadas de llevar a cabo ese proceso de la forma más adecuada. Como reunión de todas las publicaciones, se podrá acceder al MECD donde estarán todas disponibles. La información de cada una de estas profesiones deberá contener: cómo acceder a ella y los registros/procedimientos necesarios para ejercer.

Registro Nacional de Titulados Universitarios Oficiales

El registro de titulados deberá ser público y gratuito, pudiéndose acceder a ellos a través de la página web del MECD. Una vez entrada la ley en funcionamiento, todos los títulos expedidos desde el 1 de Enero de 1995 deben ser públicos, teniendo un margen de 5 años para publicar aquellos previamente a dicha fecha y posteriores a 1970. Si esta información no se encuentra disponible de forma electrónica, podrá solicitarse a través de uno de los registros habilitados para ello.

Certificaciones profesionales

Una certificación es un proceso mediante el cual un tercero garantiza que un profesional cumple con una serie de requisitos o aptitudes para el desarrollo de una actividad profesional. La Ley de Servicios Profesionales plantea un sistema de certificación basado en una serie de criterios académicos, como la formación universitaria o profesional o la experiencia en una profesión. La reforma indica, no obstante, que dicha certificación será completamente voluntaria, y que nunca podrá ser exigida para el ejercicio de una profesión, ni para la adquisición de atribuciones profesionales, excepto cuando una norma de ley así lo indique.

La LSP no precisa qué profesiones quedan dentro de la categoría de ingeniería. En su lugar, delega esta competencia a un grupo de trabajo que determinará las atribuciones profesionales en el ámbito de la ingeniería y la edificación. En este grupo estarán representados los Ministerios con competencia en la regulación de las distintas profesiones.

Este grupo convocará para su audiencia a los Consejos Generales de Colegios profesionales de ingenieros, ingenieros técnicos, arquitectos y arquitectos técnicos, así como a los representantes de aquellas otras profesiones que puedan verse afectadas y así lo soliciten.

El grupo de trabajo dispone de tres meses desde la aprobación de la LSP para presentar una propuesta de atribuciones, que será evaluada por una Comisión de Reforma de Profesiones.

Las atribuciones y regulaciones profesionales relativas al ámbito de la ingeniería y de la edificación actuales se mantendrán vigentes mientras no se modifiquen por otra norma posterior.